lunes, 6 de febrero de 2017

Las memorias de una divorciada feliz de serlo


Buenas a tod@s, hoy empiezo una nueva andadura en mi vida, y es que comienzo a escribir en este blog para contar mis experiencias desde que llegó a ella algo que la mayoría de las veces se ve como una desgracia: el divorcio.
Aclaro que la novedad es que empiezo el blog, no que me acabe de divorciar. Esta decisión se hizo efectiva hace ya dos años, y si me he animado a contar mis vivencias, es porque quiero aclarar que no siempre tiene por qué tratarse de algo negativo, ni suponer un trauma ni para los cónyuges ni para los hijos en el caso de que existan. Desde luego, no fue así en mi caso.
Cuando en un matrimonio se pronuncia la palabra divorcio, casi se puede mascar la tragedia. Pero luego resulta que quizá resulte una liberación, a poco que lo piensas. Yo tenía un matrimonio normal, de esos en que mi marido trabajaba, yo era el ama de casa, y teníamos tres hijos que ya estaban en la adolescencia:  una existencia de lo más común y corriente.
Pero un día me levanté, y empecé a pensar que en realidad mi vida estaba muy vacía. No me llevaba mal con mi marido, de hecho teníamos muchas cosas en común que continuábamos haciendo a pesar de tantos años juntos. No puedo decir que fuera desgraciada pero, ¿feliz? Pues no, tampoco, apegada a la rutina quizá, pero no ilusionada por el futuro.
Como decía, un día me levanté y me di cuenta de que no tenía ilusión por nada, que algo me faltaba. Ojo, es cierto que la idea se me ocurrió de pronto, aunque lo mismo no porque no se sabe qué mecanismos usa la mente para llegar a esos pensamientos; pero no tomé ninguna decisión en caliente. Durante días estuve rumiando la idea, pero no se me ocurría nada con lo que convencerme de que estaba equivocada. Y como soy una mujer muy decidida, no tardé en explicarle a mi marido que quería el divorcio.
Me miró extrañado, pero fijaos que no me pareció demasiado sorprendido. Quizá yo no elegí el mejor momento, porque acabábamos de echar un polvo en nuestra cama aprovechando que nuestros hijos no estaban; pero así y todo, no pareció escandalizarse demasiado. Y mira por dónde, resultó que él tampoco creía que tuviéramos un matrimonio feliz, así que nos despedimos ese mismo día y al siguiente, pedimos el divorcio.
También tuvimos la suerte de que nuestros hijos lo aceptaron muy bien, y eso ayudó a que todo fuera surgiendo y arreglándose de forma natural y civilizada. De hecho, ahora puedo decir que mi ex marido es uno de mis mejores amigos, no en vano hemos tenido tantos años de convivencia, estaría bueno.

Y yo, lejos de deprimirme ni nada parecido, inmediatamente de concedido el divorcio me apunté a una web de contactos. Y ahora estoy más feliz que una perdiz, con el cupo de sexo bien satisfecho, y deseando que llegue cada nuevo encuentro para poder vivir otra excitante aventura. ¿Querréis conocerla?

1 comentario:

  1. Nunca pensé que sería feliz después de mucha frustración. Soy Pamela Jones de Estados Unidos. He sido rechazado por mi esposo después de seis (6) años de matrimonio sólo porque conoció a otra mujer y me dejó a mí ya los niños a sufrir. Un día cuando estaba leyendo a través de la web tropecé en un post sobre cómo Dios baalam The Great Spellcaster ha ayudado a las personas a restaurar los matrimonios rotos y las relaciones y la curación de las enfermedades. Lo contacté inmediatamente para ayudar a mi situación a través de su correo electrónico: godbaalamtemple@gmail.com Me dijo que no me preocupara que mi marido regrese a mendigar y derramar lágrimas de perdón. Estoy tan feliz de que mi marido en realidad regresó a mí en 48 horas después de que él obedeció las palabras y las instrucciones de gran dios Baalam. Ponte en contacto con él hoy en cualquiera de tus problemas:
    Si desea que su ex volver.
    Usted quiere ser promovido en su oficina.
    Si desea ser curado de Herpes, Cáncer y otras enfermedades.
    Quieres ser rico.
    Quieres que tu esposo / esposa sea tuyo para siempre.
    Si desea divorciarse o detener su divorcio.
    Embarazo para concebir al bebé
    Si quieres ganar casos de molestos tribunales
    Si quieres ganar lotería
    E-mail: godbaalamtemple@gmail.com para una solución duradera

    ResponderEliminar